Plazo al anochecer
Untitled (EXTRA)
Untitled (Announcing)
Untitled (A RANGING)
Untitled (the forest)
Untitled (BEWARE...)
Untitled (the beach)
Untitled (the garden)
Untitled (the park)
Untitled (the cliff)
Untitled (the woods)
Untitled (the woods) sv
Untitled (the road)
Untitled (the roof)
Untitled (THIS IS THE BEGINNING)
Untitled (the swamp)
Untitled (PREPARE FOR A Startling)
Untitled (the house)
Untitled (SOMEBODY'S GOING TO GET HURT...))
Installation view LA galeria A
Installation view LA galeria B
Installation view LA galeria C
Installation view LA galeria D
Installation view LA galeria E
Installation view LA galeria F

From the very beginning of film you have this idea of artificial, illusionistic trickery and yet, on the other side, the most direct use of the lens, its indexical aspect, to create the so-called document. That fusion which you see emerge from the origin of cinema […] I think had a beneficial effect on photography’s own concept of itself —a concept which was, on one hand, the documentary impulse and on the other hand, the dubiousness of that impulse . Jeff Wall

Durante los años cuarenta y hacía fines de los años cincuenta, la industria cinematográfica norteamericana promovió un tipo de películas de bajo presupuesto, de tinte particularmente oscuro y de temática absurdamente pesimista. Años después, ese ciclo de filmes se conocería ampliamente como el cine negro -originalmente film noir-, término inicialmente acuñado por parte de la critica cinematográfica francesa cuando una vez terminada la segunda guerra mundial fue sorprendida por un cine especialmente oscuro y aparentemente existencial.

Cine negro que sombríamente retrató un mundo lleno de alienación, desesperanza, engaño y sordidez, acentuado a través de un característico manejo visual que fue traducido en una atmosfera lúgubre creada a partir de una estética discreta, donde el uso de la luz fue de vital importancia. Cine negro que a través de una gran variedad de historias comunes quiso narrar los más bajos deseos humanos, pero que a su vez fue absolutamente atrayente por su imaginería visual; “simultáneamente inocente e incendiaria, ingenua y maliciosa” (1), simplemente fascinante por su descarado sensacionalismo.

De acuerdo a esta idea ampliamente evocada por el cine negro en la cual la ausencia de luz transmite plena incertidumbre, nada parece entonces más obvio que la disposición de un entorno poco iluminado para recrear un fuerte sentimiento de desilusión y ambivalencia moral, asimismo, nada parece tan atrayente como el uso de una ficción para recrear una cruda realidad. Ha sido este sentido del engaño el punto de partida de ‘Plazo al anochecer’, un proyecto que de una parte se apropia de tradicionales trucos y efectos visuales desarrollados durante la época clásica del cine negro, para recrear esa falsa sensación de macabra oscuridad. En particular, éste ha referido al tradicional efecto cinematográfico ampliamente conocido como ‘day-for-night’ ó ‘la noche americana’ en español, “que es, (cuando) la escena es filmada en un día soleado, pero a través del uso de filtros colocados en el lente de la cámara, sumado a la restricción del monto de luz en la exposición, crea entonces la ilusión de noche” (2).

De esta manera, la serie de fotografías ha tomado la artificiosa noción de noche previamente empleada por el cine de Hollywood, representando lugares desolados como si fuesen escenas del crimen. Escenas que han sido basadas tanto por la ficción narrada a través del cine negro, como por la realidad de algunas historias que han surgido a través de los medios -tabloides sensacionalistas-. No obstante, el efecto de noche creado permanece como una falsa ilusión, los elementos representados sugieren simplemente una posible narrativa que bien puede ser activada por el espectador, y en la que se esconden la obvia reminiscencia cinematográfica y/ó el terrible desenlace de un acontecimiento real.

De otra parte, el proyecto ‘Plazo al anochecer’ se apropia literalmente del imaginario publicitario cinematográfico que característicamente irrumpió a través de una gran variedad de mensajes ruidosamente presentados en carteles, tráilers y demás material promocional.  Vistosos mensajes de texto que han sido extraídos y recopilados a partir de una profunda investigación centrada en el permanente material gráfico otrora hecho público por los estudios cinematográficos de Hollywood durante los años cuarenta y cincuenta. Textos que han sido segmentados de su fuente original, y que posteriormente, han sido insertados en nuevas secuencias narrativas que recalcan ese frenesí sensacionalista, esa fascinación por lo trágico.

‘Plazo al anochecer’ reúne a través de sus fotografías y secuencias narrativas a partir de textos, una oscura atmosfera que ha surgido como un engaño basado en lo cinematográfico, dónde se entrelazan la realidad y la ficción, el mal y el horror, y el propio encanto del sensacionalismo.


Nelson Guzmán Avellaneda


(1) Muller, Edie. The Art of Noir: The Posters and Graphics From the Classic Era of Film Noir. New York: The Overlook Press, 2002. Pág 7.
(2) Silver, Alain & Ursini, James. (Editores). Film Noir Reader. New York: Limelight Editions, 1996. Pág. 67. La traducción del ingles es mía.